La pasión y ganas de mejorar: Continuum Lab

sc-dcc

Cómo nace el Continuum lab

Como Continuum estamos 100% convencidos de que el conocimiento es universal y por lo tanto debe ser divulgado. Que las teorías no son más que eso si no se llevan a la práctica, además porque todas nuestras metodologías viven bajo un modelo Lean que promueve el aprendizaje como parte del proceso a través de iteraciones cortas y constante  validación. Con esa perspectiva pensamos en crear el Continuum Lab, ya que nuestros principales motivadores son la pasión por nuestro trabajo y la búsqueda de la excelencia y porque tenemos la convicción de que cuando hacemos las cosas con pasión damos lo mejor de nosotros.

Pero también el Continuum Lab vino a ayudarnos en objetivos específicos de nuestro equipo de UX. Pasamos de ser dos a cuatro personas, por lo que necesitábamos afiartarnos como grupo y nivelar el conocimiento en las metodologías que aplicamos. Por otro lado, cada uno de nosotros declaró querer mejorar exponiendo, para así ganar confianza. Y este espacio nos venía como anillo al dedo.

Captura de pantalla 2016-06-19 a las 10.18.41 p.m.

Equipo UX Chile

Es así, como este experimento parte difundiendo y enseñando una herramienta que creamos hace ya un tiempo para nuestros procesos de Experiencia de Usuario que llamamos Scope Canvas y queriamos probarlo con diversos proyectos, no sólo digitales. Hicimos 4 talleres del Scope Canvas de forma gratuita a partir de una convocatoria a través de nuestra página.

Y al hacer los talleres ¿Qué aprendimos?

  • Que antes de dar una charla, sea cual sea el tema, debemos sentir que es nuestra. Intentar dar una charla que hizo otra persona sin tener la convicción de por qué está este ejemplo en lugar de otro, o incluso temas de orden de las slides, es agregar fricción. Como no la sentimos nuestra, dudaremos, y ello no significa que falte dominio del tema, es solo cuestión de que nos sentiremos incómodos. Entonces cuando identificamos este problema, lo corregimos inmediatamente.
  • Que tal como sabemos, no hay mejor forma de aprender que haciendo. Entonces los workshop que hicimos de manera gratuita nos sirvieron para hacer muchísimos scope canvas, con diferentes proyectos, digitales y no digitales, permitiéndonos validar que el scope canvas sirve para ambos tipos de proyectos. Y lo mejor, obtuvimos excelentes ejemplos y feedback de los asistentes los cuales aplicamos ya durante nuestra sesión de cónclave UX, que hicimos este año en Perú con nuestros colegas de allá.
  • Que hay un montón de gente motivada por aprender nuevas metodologías y agradece enormemente el que hayan personas dispuestas a compartir lo que sabe. Logramos súper buena asistencia, incluso un jueves a las 9:00 AM y ¡con lluvia!, algo que nos dejó muy contentos.
  • Que no hay presentaciones idénticas, ni perfectas. Cada uno tuvo la misión de exponer y guiar el taller en diferentes partes, por lo cual pudimos poner nuestro sello personal. De todas las veces que hicimos el taller, nos llevamos el cariño de los asistentes, la sensación de que les aportamos en algo y quedamos con energía renovada. ¡Es una inyección de motivación pura!
  • Que cuando hay reales ganas de hacer algo, se puede. Y gratis. Continuum nos permitió invertir parte de nuestro tiempo laboral en esto. ¿Por qué? por tres razones fundamentales: creyó en nuestros objetivos autoimpuestos como equipo UX, porque está en su ADN el compartir conocimiento y porque la difusión de la experiencia usuario como algo fundamental en los proyectos es algo de lo que venimos hablando hace rato. ¿Y qué mejor que difundir la UX aplicándo el Scope Canvas que es el punto de partida de nuestro proceso Lean UX?
  • Que para armar el lab y esta primera iniciativa no era necesario hacer un mega proyecto. Sólo fuimos cuatro personas motivadas, que hicieron desde la página web( 1,5 días ) del Continuum Lab hasta la organización de las jornadas de trabajo, llamando a cada uno de los asistentes. Aprovechamos las habilidades de cada uno de nosotros para conseguirnos todo, incluyendo las salas de las universidades donde estuvimos( gracias de nuevo al DCC de la Universidad de Chile y la Finnis Terrae del taller de creatividad, ¡se portaron un 7! ), imprimir los canvas que necesitábamos y hasta ir a la librería a comprar los post-it y plumones. Sí, nosotros mismos, los que hacen la UX en proyectos reales.  ¿Y fue todo perfecto? No del todo, si hasta anduvimos errando en una cita con la dirección. ¡Pero lo corregimos! y todo salió súper.

En resumen

Comprobamos empíricamente la flexibilidad del Scope Canvas porque soporta todo tipo de proyectos, no sólo sirve para modelar o idear soluciones digitales, sino que cualquier otra solución de negocio también. En los talleres lo usamos con productos o servicios de todo tipo, desde hamburguesas, jabones especiales, cupcakes y hasta aplicaciones sociales.

Estamos contentos con los resultados obtenidos con este experimento, con el interés que ha despertado y el éxito de la convocatoria. De verdad tenemos fé de que algo de lo que compartimos  haya servido a todos quienes participaron.

Como equipo quedamos felices. Ganamos fiato, experiencia trabajando juntos y mucha energía renovada. ¡Esa energía es el mejor regalo que nos brinda la comunidad y es por ello que seguimos haciéndo esto!

Si quieres ver nuestras fotos de los talleres, haz clic aquí.

Las empresas digitales también se transforman

Este es el 2do artículo de nuestra serie sobre Transformación Digital. En artículo anterior hablamos sobre por qué hoy toda empresa es una empresa de software. En esta entrega veremos un caso notable de una empresa que aunque haya sido digital igual tuvo que transformarse.

Facebook amenazado por los Smartphones.

El año 2011 Facebook había ganado. MySpace hace rato estaba claro que estaba muerto. También estaba claro que Twitter era un nicho diferente a Facebook, y que la red donde cualquier ser humano con conexión a internet tendría una cuenta sería Facebook.

Si eras un inversionista en Facebook o un empleado con stock options, ya te estabas frotando las manos: Sólo faltaba hacer la IPO (oferta pública de acciones, salir a la bosa) y ya eras millonario.

La única duda era el creciente uso de los smartphones: Facebook generaba bastantes ingresos en la web tradicional, pero con sus apps los ingresos en publicidad por usuario eran muchísimo menores. Y estaba claro que el smartphone se estaba comiendo el mundo.

El 2012 facebook sale a la bolsa — justo después de comprar Instagram — y aún así esto pasa:

Facebook perdió más del 30% de su valor las primeras 4 semanas en la bolsa

Facebook perdió más del 30% de su valor las primeras 4 semanas en la bolsa

¿La razón? En palabras de analistas financieros:

De hecho hubo un juicio por este tema

Por cierto, hubo un juicio por este tema

Ups.

De hecho, la acción llegó a estar bajo los 20 dólares. El mercado miraba con mucha incertidumbre el futuro del gigante de las redes sociales.

Mientras tanto, en el equipo de desarrollo móvil de Facebook…

[Tuvimos la fortuna de tener como charlista de la StarTechConf 2015 al líder de release engineering de Facebook, quien nos contó de primera fuente como enfrentaron el desafío desde las trincheras. Esta sección está basada en su historia]

Los equipos de Android y iOS vivían aparte del resto :(

Los equipos de Android y iOS vivían aparte del resto 🙁

La imagen describe como se organizaban los equipos de Facebook. Cuando aparece iOS (y luego Android), reclutaron especialistas en esas plataformas y formaron el “iOS core team” (y el “Android core team”) para ir implementando lo mismo que los otros equipos (“Messages team”, “Events team”, “Photos team”) hacían en la web.

Fue un desastre. Para empezar no daban abasto: Había muchos menos ingenieros en cada plataforma móvil que la suma de ingenieros en las áreas de producto web. Inevitablemente iban atrasados. Así que luego tenían problemas para priorizar y sobre todo cuando las prioridades cambiaban. Y la calidad sufría muchísimo porque con que algo fuera “mas o menos bueno” entonces se subía en la app y seguíamos con la larga lista de cosas por hacer.

(¿Te suena familiar? ¿Nos pasa en nuestras áreas de TI/software?)

La manera en que facebook resolvió el problema no es precisamente rocket science:

¡Voilà!

¡Voilà!

…Pero tampoco es nada fácil. En palabras Christian, líder de release engineering en ese tiempo:

It was very, very painful — the earlier you do it, the better

¿Y bastó con eso? ¡No! Al menos hubo otra decisión aparentemente-simple-pero-en-realidad-dificil-y-dolorosa que tuvieron que tomar. Para eso primero hay que darse cuenta que de estas 3 cosas siempre hay una que se sacrifica:

Es como "Bueno, Bonito y Barato". Elige 2.

Es como “Bueno, Bonito o Barato”. Solo puedes tener dos.

En Facebook-mobile tomaron la decisión explícita de que no iban a sacrificar la calidad, de que iban a lanzar una nueva versión cada cierto tiempo sin falta así que  lo que corresponde sacrificar es la cantidad de funcionalidades o features del producto.

Si algo no está listo, bajo ninguna circunstancia se postergaba el release. Simplemente ese algo quedaba postergado para el siguiente release.

Si algo no está realmente bueno, también se posterga para el siguiente release.

Porque al final, la razón por la que uno posterga “pasos a producción” o “lanzamientos” es que son tan raros que si alguien se queda abajo habrá que esperar mucho tiempo para la siguiente oportunidad. Y por la misma razón se lanzan cosas a medias que terminan empobreciendo muchísimo la experiencia de nuestros usuarios y clientes.

(¿Te suena familiar? ¿Nos pasa en nuestras áreas de TI/software?)

La solución entonces es dejar de ver los lanzamientos como algo tan especial. Facebook-web cambia su página a cada rato, literalmente docenas de veces al día. Facebook-mobile no puede hacer eso (las apps se actualizan con menor frecuencia y están sujetas a revisiones de Apple en el caso de iOS), pero sí puede establecer un calendario estricto en que pasa el trencito del release: Cada dos semanas. ¿Tu funcionalidad no está lista? No importa, te pierdes este tren pero tienes la seguridad de que pasa otro tren en dos semanas más. No big deal.

Facebook mejoró dramáticamente la forma de desarrollar — ¡e iterar! — su producto móvil a partir de estos cambios. Y el año 2015 este es el resultado:

Pasted_Image_6_19_16__12_04_PM

La abrumadora mayoría de los ingresos de facebook hoy provienen de mobile.

Para nosotros, esta es una tremenda historia de Transformación Digital, en la práctica.

Entonces, ¿Qué es Transformación Digital?

Basta googlear para encontrar decenas de definiciones, no todas compatibles, y no todas realmente transformadoras. Así que despejaremos esto ahora mismo entregando lo que significa para nosotros — para Continuum — la Transformación Digital:

1 Acelerado, muchas veces exponencial. 2 Desde tecnología como ventaja competitiva hasta customer experience cuando la comparación ya no es tu competencia local, sino que Facebook, Uber, Netflix, Amazon. 3 No hay aún receta conocida, probada y consistente que convierta a una organización en “digital”. 4 En lugar de esfuerzos necesarios pero sin efectos duraderos en la organización, como “desarrollar versión móvil de lo que tengo en la web” o “planificar campañas de marketing en redes sociales”

1 Acelerado, muchas veces exponencial.
2 Desde tecnología como ventaja competitiva hasta customer experience cuando la comparación ya no es tu competencia local, sino que Facebook, Uber, Netflix, Amazon.
3 No hay aún receta conocida, probada y consistente que convierta a una organización en “digital”.
4 En lugar de esfuerzos necesarios pero sin efectos duraderos en la organización, como “desarrollar versión móvil de lo que tengo en la web” o “planificar campañas de marketing en redes sociales”

La primera frase es de lo que hemos estado conversando hasta acá: El software se come al mundo, la globalización no perdona, a todos nos puede pasar, etc, etc.

Las segunda parte es de tomarse en serio la palabra transformación. Creemos que maquillarnos con una nueva aplicación, nueva web, comprar una startup o un nuevo paquete de software no califica como transformación. Transformar es cambiar, pero en serio.

Y la tercera parte es que el objetivo de fondo es aprender a transformarnos. Aprender a cambiar. De lo contrario necesitarás de nuevo otro proyecto de transformación cuando llegue IoT, nanotecnologías, realidades virtuales, chatbots, inteligencia artificial y para lo que sea que venga después. Aunque a muchos consultores no les moleste generar dependencia, creemos que el objetivo de los proyectos de Transformación Digital deben apuntar hacia un aprendizaje que resida en tu organización.

(Y entre paréntesis: eso de sacarle el apellido digital a todas las cosas [estrategia, marketing, transformación, innovación, etc, etc] creemos que va a pasar de manera orgánica y natural, pero ojalá pase luego)

En conclusión, una Transformación Digital será exitosa si le permite a nuestra organización asumir los cambios como una constante y saber lidiar con eso.

Siguiente Entrega: ¿Por donde comienzo una Transformación Digital?

Recapitulando hasta ahora: Todos trabajamos o trabajaremos en empresas de software. E incluso las empresas que nacieron digitales y son pioneras en software se transforman continuamente, cambiando desde la forma de organizar sus equipos hasta la forma de priorizar la triada schedule/features/quality.

¿Pero por dónde comenzamos nosotros a intervenir nuestras empresas para que puedan transformarse continuamente?

Nosotros creemos que tienes que empezar poniendo en forma a tus áreas TI y digitales. No porque la Transformación Digital gire en torno a ellas, sino porque son habilitantes claves para que la transformación realmente ocurra. Ir a correr la maratón de Nueva York sin una preparación previa es ingenuo. Transformar digitalmente tu empresa sin poner al día a tus equipos de tecnología es exactamente lo mismo. En el próximo artículo veremos las tendencias y prácticas que toda organización digital moderna utiliza y cómo identificar si tenemos que reforzar nuestra organización en esas tendencias y prácticas o si ya estamos “en forma”.

Suscríbete a nuestro newsletter de tecnología+negocios+diseño y sé el primero en enterarte cuando publiquemos el siguiente artículo de esta serie.

Transformación Digital: Tu empresa es una empresa de software

Fuimos invitados a exponer al Postítulo de Gestión Informática de la Universidad Católica de Chile sobre Transformación Digital.  Ésta es una serie de artículos en base a dicha charla y algunos de sus slides. Es bastante contenido, pero lo hemos divido para su fácil lectura. Que lo disfruten 🙂

El software se sigue comiendo el mundo

Marc Andreessen escribió el 2011 una columna muy influencial en el Wall Street Journal: “El software se está comiendo el mundo”. Cada vez más industrias y negocios se ejecutan mediante software y entregan servicios online. Amazon mató a Borders, el mayor distribuidor de libros en EEUU, y hoy amenaza al retail tradicional. Netflix mató a Blockbuster, y hoy con su negocio de streaming y producción de series amenaza a los gigantes del cable y la televisión.

En Chile a Feria del Disco le pasó lo mismo.

Y Amazon y Netflix son — por supuesto — empresas de software. Por algo Amazon Web Services es el proveedor cloud más grande del mundo… y Netflix uno de sus mayores clientes.

Andreessen nos hizo ver que la industria discográfica hoy trabaja para generarle contenido a empresas de software (Spotify, Apple iTunes). Que la empresa que amenazó el dominio de Disney fue Pixar, una empresa donde el software era una competencia core. Sabemos que Google genera sus ingresos en la industria publicitaria, pero nadie se engaña: ¡es una empresa de software! Facebook, LinkedIn, PayPal, eBay, Skype: puras empresas de software que para el 2011 ya se habían comido un trozo del mundo.

Pero esto no para: Uber y AirBnB no eran conocidas el 2011 y hoy se comen el mundo del transporte y hotelería en todos lados. Apple Music es una novedad post 2011. Bitcoin y todo el ecosistema de empresas alrededor de esta tecnología tienen a toda la industria financiera preocupada. Coursera en educación, Slack en comunicación, Stripe en pagos, Snapchat en redes sociales publicidad y medios. SurveyMonkey le quita un pedazo de la torta a los Adimark de todo el mundo. Y así suma y sigue.

¿Y en Latinoamérica? Cuesta más encontrarlas, pero hay casos como MercadoLibre, Platzi o PortalInmobiliario que, con todas las particularidades de la región, igual se comen un trocito del mundo. Y hasta los monopolios tienen que armar un negocio de software si se quieren mantener vivos:

Transbank es una empresa de software, a pesar de la página web de la década pasada que se ve aquí.

Transbank es una empresa de software, a pesar de que la página web con look retro nos sugiera lo contrario.

¿Por qué cuesta encontrar casos en Latinoamérica?  Primero, porque en tecnología e innovación vamos retrasados. Y segundo porque la globalización no perdona: Google y Facebook también se comen a los medios publicitarios de Latinoamérica, Netflix es responsable de que uno vea menos televisión por cable aunque viva en Chile, nuestra estadía en Lima la buscamos por AirBnB, y usamos Uber al viajar por Santiago y por Bogotá.

Empresas de software que se comen el mundo. La mota borrosa arriba a la derecha son las empresas latinoamericanas que encontramos.

Empresas de software que se comen el mundo. Arriba a la derecha pusimos empresas que lo hacen en latinoamérica. Pero si tuviéramos que ponerlas a escala ocuparían uno o dos pixeles.

¿Y por qué el software se come el mundo ahora? Las tecnologías para construir este tipo de empresas están más maduras, y los canales son mucho más numerosos. Se espera en los próximos 10 años a 5.000 millones de usuarios con smartphones. Las herramientas de programación de software y los servicios basados en Internet facilitan la creación de industrias que operan en mercados más amplios y con menores inversiones en infraestructuras y empleados.

Es importante ver la magnitud de la transformación que conlleva esta digitalización y globalización simultánea. Así podremos entender…

La nueva realidad

Las empresas que no sepan jugar en el mundo del software son los puntitos

Las empresas que no sepan de software son los puntitos que se come el mono amarillo.

Así de simple. Es cosa de mirar alrededor, incluso en empresas “tradicionales”: toda la logística de Walmart (una de sus ventajas competitivas) es software. El revenue management de las aerolíneas (parte vital de su supervivencia) es software. La industria del petróleo lidera áreas de supercomputación y modelamiento en software porque lo necesitan para ver donde hacen sus apuestas para perforar y bombear. Para qué hablar de la industria financiera.

Y si vas a ser (o ya eres) una empresa de software, ¿estás preparado para competir mano a mano, globalmente, con otras empresas de software? ¿Sabes crear software de primer nivel? Ahí estará la ventaja competitiva del futuro. O la razón de tu derrota, como le acaba de pasar a DHL.

Siguiente entrega: Las Empresas Digitales también se Transforman.

Antes ir a los tips de cómo diagnosticar y mejorar las prácticas de las áreas TI de tu empresa o actualizar su estrategia a un mundo digital, en el próximo artículo de esta serie veremos un caso de Transformación Digital muy ilustrativo y con el que podremos hacer paralelos con nuestros dolores y posibles soluciones. La sorpresa del caso que les contaremos es que la empresa transformada no es una corporación muy antigua, ni la clásica empresa de átomos que tiene que aprender de bits. Hablaremos de Facebook, cuyo naciente imperio construido sobre la web “clásica” fue seriamente amenazado por la revolución de los smartphones.

Update 29 de Junio: Ya fue publicado el siguiente artículo de la serie.

Suscríbete a nuestro newsletter de tecnología+negocios+diseño y sé el primero en enterarte cuando publiquemos el siguiente artículo de esta serie.